Como una opción para el economía y el desarrollo familiar, la CDMX cuenta con 335 comedores comunitarios listos para brindar una comida balanceada.

Adela Menchaca trabaja en la zona de pescaderías de la Central de Abasto de la CDMX (CEDA) y, desde que abrieron el Comedor CDMX en junio de 2017, por $20 consume dos raciones de comida balanceada al día: “Es lo mejor que he encontrado. Está cerca de mi trabajo, se come rico y barato. Hay muchos lugares para comer, pero ninguno como éste”.

Ella no es la única ciudadana beneficiada: desde su creación, el comedor ofrece una alimentación equilibrada a visitantes y a los más de 90 mil trabajadores de la CEDA.

Junto a otros 334 comedores distribuidos por la ciudad y supervisados por la Secretaría de Desarrollo Social de la CDMX (SEDESO), la presencia de espacios como éste permite fortalecer y consolidar la participación de la ciudadanía en el ejercicio de su Derecho a la Alimentación, un compromiso con el proyecto “Transformar Nuestro Mundo: la Agenda 2030 para el desarrollo Sostenible” de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que, entre otras cosas, busca la salud entre la población.  

Construido en un espacio de aproximadamente mil m², este comedor es el más grande de la ciudad y está ubicado en el camellón de Frutas y Legumbres, un punto de reunión para las 22 personas que laboran en la cocina y que día a día preparan un menú que cubre dos porciones: desayuno y comida que tenga de base arroz y frijoles.

Julieta Díaz Becerril, coordinadora de la cocina, es vecina del lugar y todos los días llega a las 7 am para comenzar la preparación del desayuno. A las 10 am llega un segundo grupo que se encargará de la comida: “El menú se arma con la opinión de todos los que ayudamos en la cocina, debe ser balanceado, preparado con higiene. Que lleve carne, verdura y leguminosa”. 

Lo único que debes hacer para probar la sazón de Julieta y compañía es cubrir una cuota de recuperación de $10 y mantener una actitud de respeto dentro de las instalaciones: “Todo está al alcance de las personas, en estos días ¿qué te puedes comprar con esa cantidad?”, pregunta la coordinadora. 

La mayor parte de los colaboradores de la cocina son canalizados desde los diferentes grupos de ayuda social del Gobierno de la CDMX. Edgar Iván se enteró de este proyecto en su grupo de la UNAVI (Red de Atención y Prevención de la Violencia Familiar) y decidió unirse porque, además de su pasión por la cocina, sabe que ayuda a la comunidad: “Sientes mucha satisfacción, haces feliz a muchas personas. Dejan de consumir otras cosas por venir y alimentarse mejor. Cuando te dan las gracias sabes que valió la pena.”

Con un récord de mil 500 comensales al día, el Comedor CDMX es una buena opción para la economía y el desarrollo de los habitantes de la Ciudad de México, ¡visítalo!


Comedor CDMX. Río Churubusco s/n, esq. Calle Frutas y Legumbres, Central de Abastos, Iztapalapa. De lunes a viernes de 9 am a 5:30 pm. Cuota de recuperación $10. Consulta la dirección de otros comedores aquí.