Las fuentes abundan en la CDMX y la mayoría resaltan por sus formas, estructuras y movimientos del agua. Aquí te presentamos las 5 que todo capitalino debe conocer.

5. Fuente del Monumento a la Revolución
Chorros de agua que saltan desde el piso y bailan al pie de uno de los monumentos más representativos de nuestra ciudad, son las fuentes danzarinas del Monumento a la Revolución. Son de reciente creación y sin embargo, ya se encuentran dentro de las más reconocidas de la capital. Por las noches se iluminan de colores creando un espectáculo que alegra a quien lo ve. Debajo de esta fuente se encuentra el Museo a la Revolución al cual también te recomendamos ir.

Monumento a la Revolución. Plaza de la República s/n, Tabacalera.


4. Fuente Diana Cazadora
La Diana es un símbolo de la capital que adorna Paseo de la Reforma. Fue inaugurada en 1942 y sus creadores, el arquitecto Vicente Mendoza Quezaday el escultor, Juan Fernando Olaguíbel le otorgaron el nombre de La flechadora de las estrellas del norte. La fuente representa a Diana, la diosa romana de la caza y de la Luna. La estatua actual se colocó en 1968 y es una segunda versión fundida desde el molde original, debido a que la primera sufrió algunos daños con el paso del tiempo.

Diana Cazadora. Paseo de la Reforma esq. Sevilla, Paseo de la Reforma. 


3. Fuente de Tláloc Cárcamo de Dolores
Existe una fuente única en la CDMX de la que el Dios de la Lluvia y la Tierra surge para ofrecerle maíz al visitante: la Fuente de Tláloc en el Cárcamo de Dolores. Fue una obra hidráulica que distribuía el agua del Sistema Lerma a la Ciudad de México, construida por el arquitecto Ricardo Rivas en 1951. En este lugar, el pintor Diego Rivera realizó un mural dentro del cárcamo titulado “El agua, el origen de la vida” y una fuente de Tláloc que vistosamente adorna su explanada. Actualmente, se destina únicamente para mostrar la obra de Rivera y pertenece al Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental que también te sugerimos visitar.

Cárcamo de Dolores. Rodolfo Neri Vela s/n, Bosque de Chapultepec 2a. Sección. 

2. Salto del Agua
Sobre Eje Central, se encuentra una pequeña construcción de la que brota un chorro de agua, esta es la fuente que da su nombre a la estación de metro de la línea rosa, Salto del Agua. La escultura, marca el lugar donde terminaba uno de los acueductos más importantes de la CDMX en la época virreinal. La estructura original data de 1779, pero en los años 60 fue sustituida por la réplica actual hecha por el escultor Guillermo Ortiz. Es una de las más antiguas de la capital y adorna una de las vías principales de la CDMX.

Arcos de Belén esquina Eje Central s/n, Centro Histórico.


1. Fuente de Xochipilli
Para los antiguos mexicanos, Xochipilli era el Príncipe de las Flores y Dios de la Música, el Baile y el Amor. Hace homenaje a la arquitectura mexica siguiendo los patrones y las formas que utilizaban los antiguos habitantes de Tenochtitlan. Se encuentra adornada de cabezas de guerreros águilas, fue inaugurada en 1964 y es obra del arquitecto Leónides Guadarrama. Recientemente fue rehabilitada y reinaugurada junto con el Paseo de los Compositores. ¡No te pierdas el hermoso juego de luces que posee y que alterna con sus chorros de agua!

Paseo de los Compositores. Bosque de Chapultepec 2a. Sección.