José Ángel Sánchez Santos es el encargo de coordinar y supervisar todas las acciones en el C5 de la CDMX.

El pasado 19 de septiembre las instalaciones del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México "C5", se encontraron ante un momento histórico. El Director General de Operaciones, José Ángel Sánchez Santos, tomó el control de la situación: "Nos movilizamos no para salir del inmueble sino para ocupar áreas estratégicas". 

Una vez instalados, comenzaron las funciones del C5: coordinar los servicios de seguridad y emergencia ante cualquier momento de crisis. "El C5 es el ente coordinador. En el caso de la seguridad, nosotros damos consignas específicas a cada equipo para un mejor rendimiento; en el caso de las emergencias, nos encargamos del despacho de ambulancias, de bomberos, de monitoreo del Sistema de Aguas de la CDMX (SACMEX), la actividad volcánica y la precipitación pluvial".

El C5 cuenta con 15 mil cámaras distribuidas por la ciudad, 320 arcos detectores de placas y 5 mil cámaras de seguridad del Sistema de Transporte Colectivo Metro a su cargo. En el sismo del 19 de septiembre de 2017, el C5 y su Centro de Operaciones Estratégicas (COE), una enorme sala donde se monitorea y analiza la información recopilada, se transformaron en el punto de partida para elaborar un plan de acción en colaboración con los mil 300 despachadores y analistas distribuidos en los C2 regionales y en las oficinas centrales. 

"Se aumentó el número de despachadores para tener más capacidad de respuesta. Llegaba el reporte al 911, lo corroborábamos con las cámaras de seguridad, y adicional a eso, teníamos un grupo desplegado de policías en vía pública que recorrían la zona y mandaban fotos de los espacios reportados, una vez así, se canalizaban los requerimientos". 

Detectar y hacerse cargo de todas las anomalías en la Ciudad de México no es un trabajo sencillo: "El C5 es mi primer hogar. A veces se necesita estar aquí 24/7 y con el sismo eso ocurrió, pero ha sido una buena experiencia, me siento satisfecho con el trabajo que hemos realizado. No sólo en cuestiones de Protección Civil, sino también de seguridad, prevención. Me deja un aprendizaje muy extenso". 

Para Sánchez Santos aún hay mucho que hacer con el C5, seguir explorando su potencial para ayudar más y más a la ciudadanía: "La gente se da cuenta que el C5 funciona, que está para ayudarlos. Las acciones en la ciudad ya no se hacen a ciegas".