Una de las obras arquitectónicas más importantes de México celebra 82 años de vida.

Su imponente estructura de mármol, su artística cúpula de bronce así como las detalladas esculturas que adornan su exterior, hacen del Palacio de Bellas Artes un símbolo cultural e histórico de la Ciudad de México, el cual fue declarado por la UNESCO como Monumento Artístico en 1987.



Su construcción –que mezcla el estilo art noveau y con el art decó– comenzó el 2 de agosto de 1904 bajo la coordinación del arquitecto italiano Adamo Boari y culminó 30 años después (1934) para convertirse en el primer museo de arte en el país (en aquel entonces llamado Museo de Artes Plásticas) que, hasta la fecha, muestra las creaciones de artistas nacionales e internacionales en todas las ramas de las bellas artes.


Al ser un espacio dedicado al arte, su interior alberga importantes obras en las que destacan 17 murales de siete artistas nacionales: Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo, Manuel Rodríguez Lozano, Jorge González Camarena, Roberto Montenegro y José Clemente Orozco. También sobresale la Sala Principal, en la cual se han presentado los mejores espectáculos de teatro, música y danza. Tiene capacidad para 2, 257 personas; su escenario mide 24 m de largo y está compuesto por el ingenioso telón de cristal, único en el mundo, el cual fue elaborado con un un millón de piezas de cristal y pesa 24 toneladas.


Actualmente, el Palacio de Bellas Artes es considerado el espacio cultural y artístico más importante de México en el que se exhiben las mejores propuestas y recibe a más de un millón de visitantes al año. También es sede del Museo Nacional de Arquitectura que promueve obras de arquitectos destacados con el fin de dar a conocer maquetas, videos, planos y fotografías de la evolución e importancia de esta disciplina.


Palacio de Bellas Artes. Juárez s/n, esq. Eje Central, Centro Histórico. Lunes a sábado de 11 am a 7 pm. Domingo 8:30 am a 7 pm.