Con motivo del Día Nacional del Arquitecto (1º de octubre), recordamos a Teodoro González de León, uno de los más importantes y reconocidos en México y en el mundo con sus mejores construcciones.

Egresado de la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM, Teodoro González de León fue uno de los arquitectos más reconocidos de México por sus imponentes y originales edificaciones. Tuvo una trayectoria de más de 50 años en los que ganó diversos premios, entre ellos: el Premio Nacional de Artes, el Gran Premio de la Bienal de Sofía y su nombramiento como Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como el de Miembro Honorario del American Institute of Architects.  


El estilo único en sus construcciones es representado por bloques de concreto cincelado, abstractas figuras geométricas en perfecta proporción y extensos espacios con gran iluminación que generan contrastes entre luz y sombra. Esta tendencia busca resaltar el material de construcción así como tener un estilo monocromático.  

En marzo de 2016, el Museo de la Ciudad de México, como parte del Festival Internacional de Arquitectura y Ciudad, expuso 55 maquetas del arquitecto mexicano como una muestra de su trayectoria profesional y homenaje a su creatividad e innovación a través del diseño. Te presentamos los detalles de algunas de sus edificaciones que forman parte del paisaje urbano de la CDMX.


4. Torre Arcos Bosques  

Es conocido popularmente como el “edificio del pantalón” por sus torres paralelas de 33 pisos que simulan este tipo de prenda. Teodoro González de León, junto con los arquitectos Francisco Serrano y Carlos Tejeda, crearon esta construcción con el fin de que tuviera un impacto trascendental por su diseño, estructura y entorno armónico en sus grandes dimensiones y espacios abiertos

Y lo lograron, pues la torre es catalogada como el edificio inteligente más grande de México, el primero en América Latina y único en la CDMX, debido a que fue el primero en constituirse de un mismo material (concreto blanco) para toda su estructura; además, el diseño de sus oficinas vanguardistas utiliza sistemas sustentables en temas de electricidad así como en ahorro de agua. Cuenta también con un medio de control y protección contra incendios.  

En febrero de 2008 se construyó la segunda parte del proyecto, el cual sigue la misma estructura que la anterior, pero se distingue por contar con una viga de vidrio de dos pisos en la parte media y con dos helipuertos en la parte superior.

Torres Arcos Bosques. Paseo de los Tamarindos 400 A, Bosques de las Lomas. 


3. Museo Tamayo Arte Contemporáneo

Con este proyecto, González de León fue acreedor al Premio Nacional de Ciencias y Artes en 1982. El museo alberga la colección de arte de Rufino Tamayo y piezas de arte contemporáneo internacional con el fin de fomentar la cultura crítica de los visitantes. Al igual que las obras de su interior, la construcción es un ejemplo de la arquitectura contemporánea que integra elementos visuales de la arquitectura prehispánica, representados en la forma piramidal del recinto. 

Como parte del estilo del arquitecto mexicano, quien trabajara en el taller de Le Corbusier en Francia, la edificación está compuesta por grandes bloques de concreto cincelado en diferentes niveles, a los cuales se incorporaron vegetación para simular que la construcción emerge del Bosque de Chapultepec

Museo Tamayo Arte Contemporáneo. Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec. Martes a domingo 10 am a 6 pm. Entrada general $60. 


2.  Auditorio Nacional

Teodoro González de León fue el encargado de remodelar este recinto de nivel internacional en 1991, en el cual plasmó su característico toque personal en la fachada e interiores a través de concretos cincelados que capturan los detalles y el volumen de la estructura, dando así una imagen de amplitud y magnitud. 

El inmueble tuvo mejoras en sus espacios para agrandar al doble del tamaño original el escenario (actualmente cuenta con 23 m de altura) y para introducir 9, 810 butacas. En el 2002, el Auditorio Nacional recibió el premio Pollstar Awards como "Mejor Recinto Internacional" y, en el 2007, se coronó como "Mejor Recinto del Año" al recibir la presea Billboard Touring Award. 

Foto: Cortesía Auditorio Nacional.

Auditorio Nacional. Paseo de la Reforma 50, Miguel Hidalgo. 


1. Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC)

Los proyectos arquitectónicos de González de León eran concebidos para crear un diálogo con el entorno. Al sur de la Ciudad de México se erige, entre piedra volcánica, un ejemplo de ello: el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC). Inaugurado en noviembre del 2008, este espacio museístico completa el circuito del Centro Cultural Universitario (CCU) de la UNAM, zona en la que ahora convergen todas las expresiones artísticas: música, teatro, cine, danza, escultura, literatura, pintura y arquitectura.

En este último rubro, el MUAC destaca por su estructura circular de concreto blanco, trazada sobre un perímetro de 13,947 m². Su fachada, un armazón de cristal inclinado a 45 grados, se refleja en el espejo de agua y crea armonía con “La Espiga”, escultura de Rufino Tamayo, ubicada en la explanada principal. Este recinto fue creado especialmente para la exhibición de arte contemporáneo, por lo que todas las salas fueron diseñadas para permitir la entrada de luz natural con la finalidad de evitar la generación de sombras y, así, apreciar las obras de manera adecuada. 

El MUAC se conforma por dos pisos y 14 espacios de exhibición que se complementan con el Espacio de Experimentación Sonora y El Ágora. Además, cuenta con librería, tienda y restaurante. 

MUAC. Insurgentes Sur 3000, Centro Cultural Universitario. Miércoles, viernes y domingos 10am a 6pm; jueves y sábado 10 am a 8pm.