El convenio busca mejorar la aplicación de protocolos de operación para la temporada de lluvias 2019 entre el EDOMEX, la Ciudad de México y CONAGUA.



Se realizó la firma del “Convenio de colaboración para implementar el protocolo de operación conjunta para la temporada de lluvias 2019 del sistema hidrológico del Valle de México”; por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Gobierno de la Ciudad de México y el Gobierno del Estado de México.


Este convenio es prueba de que una necesidad, como lo es el suministro y administración del agua, debe abordarse con una visión a futuro, más allá de los límites de las ciudades, y más allá de diferencias políticas; ya que una necesidad que se traduce como un Derecho Humano, como lo señala la Organización de las Naciones (ONU), sobre el Derecho al Agua y al Saneamiento, requiere esfuerzos coordinados, como es el caso entre Conagua, Edomex, y la Ciudad de México.


El convenio se firmó  previo al inicio de la temporada de lluvias en el Valle de México, con la que se activan los protocolos de operación conjunta, mismos que requerirán recursos económicos, algunos se obtendrán del “Fideicomiso 1928” creado hace más de 10 años para proyectos de suministro de agua potable, drenaje y obras hidráulicas. Ese tipo de obras suelen pasar desapercibidas por ser subterráneas, ocultas a la vista pero muy presentes en los beneficios que dan.


El mantenimiento de obras hidráulicas antiguas, como el sistema Cutzamala o el drenaje profundo, requieren de esta coordinación acordada el día de hoy y que implicará inversiones anuales para proyectos metropolitanos integrales.


Durante la firma del convenio, la titular de Conagua, Dra. Blanca Jiménez Cisneros, señaló que la Ciudad de México es la entidad que más presupuesto ha dedicado al tema del agua en el país; y señaló un fenómeno a nivel mundial sobre las ciudades, al ser el 1% del territorio del mundo (una mínima parte) pero al mismo tiempo son los lugares que más demandan y consumen agua; por lo que es ahí en donde los esfuerzos deben unirse particularmente.


Este acuerdo también buscará que parte de las inversiones se dirijan a obras encaminadas a la prevención, por encima de obras correctivas o reactivas.


Este convenio generará cooperación, y ésta, resultados más grandes, que llegan a más personas, y sobre todo, que son más duraderos.